viernes, 14 de octubre de 2016

Sabina, queremos un hijo tuyo

Me encanta Bob Dylan. Me parece que sus letras son fantásticas y sus músicas también, pero creo que Dylan es un músico, no un escritor. Hay por ahí un buen puñadito de escritores que llevan una vida escribiendo con más motivos y obra para ser galardonados con el Nobel. Desde mi punto de vista, lo único que se consigue con esto es desprestigiar la más alta distinción literaria internacional de modo similar, permítaseme la comparación, a lo que ocurrió cuando su graciosa majestad comenzó a nombrar caballeros y sires a futbolistas y rockeros adictos a diversas sustancias, hasta el punto de alcanzar las cimas de los Sex Pistols que la habían puesto diré, a caer de un guindo, por ser elegante en la escritura. Claro, qué se puede esperar de quien considera capitán de navío y pseudohéroe nacional a un mercenario, corsario o pirata.

Puestos a proponer y dirigiéndome en especial y con todo respeto a todos los que aplauden el hecho Nobeliario, propongo a mi admirado cantautor don Joaquín Ramón Martínez y Sabina, aka Joaquín Sabina, para el próximo Premio de Literatura en Lengua Castellana Miguel de Cervantes. 

Y ahí lo dejo para quien pueda interesar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario