viernes, 14 de octubre de 2016

AV11 Destino Bogotá

En un alarde de generosidad y con la amabilidad que me caracteriza, me permito la licencia de recomendarle a nuestra señora alcaldesa que lo es, que se procure mejores asistentes o personal de apoyo que le solucione sus conflictos de agenda con más diligencia. 

Si yo hubiera estado en semejante pellejo, (modestamente, estas programaciones viajeras se me dan como hongos), en tres minutos aproximadamente le habría recomendado tomar el vuelo AV11 operado por Avianca, que salió de Madrid a las 17:25 del día doce de octubre, fiesta nacional de España le guste o no, y que aterrizó felizmente en Bogotá a las 20:32, hora local. Así le hubiera dado tiempo hasta de tomarse el postre y el café, tradicional remate de almuerzo tras la parada militar a la que, no solo estaba usted tan invitada como a la cumbre de locales mandatarios y dirigentes, sino que debió haber acudido como local mandataria de la capital del reino, nación, país o como le venga en gana denominar a España. De esa forma solo se habría perdido una jornada en Colombia, pero yo creo que sus colegas no solo no se lo habrían tenido en cuenta, sino que lo habrían entendido perfectamente. Me juego un dedo a que todos ellos aman y/o respetan a sus respectivos países mil veces más que usted.

Otra cosa es que me diga que es un palizón para su septuagenaria osamenta. ¿Ve? Eso lo entiendo, pero entonces no le quedaría más que reconocer que no está en condiciones de ser nuestra alcaldesa y debería dar el relevo al siguiente, (o a la siguienta, como les gusta a ustedes)

No se escapa una con una excusita por la puerta de atrás para no acudir a celebrar la fiesta nacional. ¿Qué piensa hacer al año que viene si no le coincide con cumbre o risco alguno? Venga, mujer, si no es tan grave. Si además invitan a comer y queda usted estupendamente con todo el mundo. Claro que si se guía usted por el líder supremo, el pretendiente a la presidencia de España que no tiene nada que celebrar el día nacional, no tengo más que decir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario